Eventos
Destacados
15 Ago
Expo India
 

Protegiéndonos del sol


Tomar sol sin protección tiene muchos riesgos y consecuencias: cáncer a la piel, manchas, envejecimiento prematuro, alergias, entre otros. Aunque no todo es malo, el sol, a través de sus rayos ultravioleta, participa en la producción de vitamina D en nuestro organismo, la que sirve fundamentalmente para fijar el calcio en los huesos y dientes.


Para todos los tipos de piel lo ideal es aplicar un bloqueador solar factor 50 en las zonas expuestas al sol, se debe aplicar cada 3 horas durante el día, comenzando después de la ducha.


Si lo que te gusta son los baños de sol, lo mejor es aplicar el bloqueador 30 minutos antes y nunca exponerse entre las 11:00 y las 16:00 horas, que es cuando la radiación UV está en su máxima intensidad.


Comiencen de manera gradual, al principio 5 minutos diarios, y según la tolerancia de la piel, se va aumentando de a 5 minutos, hasta llegar a 20 minutos diarios para las pieles más blancas y hasta 30 minutos en pieles más morenas. Tener en cuenta que hay que volver a ponerse bloqueador en caso de sudoración abundante o de darse un baño en la piscina o el mar.